Medio-Ambiente.info
Usuario Contraseña Recuerdame
      
Menú principal

· Inicio
· Mi Cuenta
· Salir
· Contactar

Medio Natural

· Información Ambiental
· Atmósfera
· Agua
· Suelo
· Biodiversidad
· Flora
· Fauna
· Paisajes Naturales
· Recursos Naturales
Impacto Ambiental

· Desastres y Accidentes
· Evaluación de Impacto
· Contaminación Atmosférica
· Contaminación del Agua
· Contaminación del Suelo
· Residuos
· Ruido
Política Ambiental

· Planificación Ambiental
· Medio Ambiente y Desarrollo
· Conservación de la Naturaleza
· Gestión de Espacios Naturales
Educación Ambiental

· Educación Ambiental
· Cursos y Masters
· Master Medio Ambiente
Legislación Ambiental

· Legislación Comunitaria
· Legislación Estatal
· Legislación Autonómica
· Legislación Local
Otros contenidos

· Enlaces de interés
· Nuestro Blog de Medio Ambiente
MGI Master en Gestión Integrada (Medio Ambiente, Calidad y Prevención)

La plaga de procesionaria
Enviado por: admin el Martes, 19 de Abril de 2005 - 08:58 PM CET
Flora Los últimos tratamientos de control de las orugas no han dado los resultados esperados
Gran parte de los pinares del sur y centro de España están afectados





Los últimos tratamientos de control de las orugas no han dado los resultados esperados
Gran parte de los pinares del sur y centro de España están afectados

Nido de procesionaria.
por J. E. Gómez - Waste magazine (texto y fotos)


Con la llegada de la primavera los grandes nidos de ‘Thaumetopoea pityocampa’, una mariposa nocturna conocida como procesionaria del pino, se aprecian fácilmente en los pinares de toda España, espècialmente en la zona sur y centro del país. En el mes de mayo comienza la eclosión de los nidos y las larvas, las orugas que caminan en fila india entre las agujas de los pinos para colonizar la totalidad del árbol, se convertirán en heteróceros, mariposas nocturnas. Para antes del otoño habrán destruido gran parte de los pinares donde se alojan si no se ponen medios para evitarlo.
En este momento, y a pesar de los tratamientos antiplagas que se han realizado en años anteriores, la plaga de procesionaria puede llegar a afectar a miles de ejemplares. Muchos de ellos quedarán seriamente tocados y con una mínima esperanza de vida.
Los responsables de control de plagas de los parques naturales afirman que desde hace unos años se han establecido campañas de lucha contra la plaga, que se pensaba que estaban dando resultados positivos, pero que este año la situación se ha recrudecido, debido, fundamentalmente, a las condiciones atmosféricas y climatológicas.
Nitrógeno
Los tratamientos fitosanitarios han podido hacer poco ante un importante incremento de nitrógeno en las hojas de los pinos, favorecido por las condiciones meteorológicas y por cuestiones atmosféricas. Un biólogo de la Universidad de Granada, Regino Zamora, descubría el pasado año que una mayor concentración de nitrógeno en las agujas de los pinos provocaba un crecimiento de la plaga. A mayor alimento en las hojas mas facilidades para el desarrollo de las orugas de la procesionaria. Los efectos de los insec ticidas se han visto contrarestados por la mayor facilidad de las orugas para alimentarse y continuar su desarrollo, hacer sus nidos y convertirse en mariposas, que después pondrán sus huevos para continuar con su ciclo reproductivo una temporada tras otra.
Los expertos de la Delegación de Medio Ambiente señalan que los tratamientos contra la plaga sólo pueden acometerse durante el inicio del otoño, fecha en la que el insecto se encuentra en una fase en la que puede ser atacado con insecticidas. Ahora sólo se puede luchar con medios mecánicos, es decir, talando las partes de masa vegetal de cada pino que se encuentra afectada por los grandes nidos, aunque algunos biólogos consideran que no es necesaria la tala si se puede quitar el nido, ya que esa parte del pino volverá a crecer.
--------------------------------------------------------------------------------
Métodos de lucha
Trampas de feromonas. Se trata de capturar machos mediante la utilizaciónb de feromonas sintetizadas de la hembra. Se les atrae y caen en las trampas. sólo es viable en espacios con escasa incidencia de la plaga.
Destrucción de los bolsones por medios físicos o químicos. Se puede realizar a principios del invierno. El tratamiento químico contra los bolsones se hace por pulverización
Pinos como trampa. Es un método que consiste en atraer a los insectos hacia una zona específica de pinos separados del resto, se infestan y después se tratan estos pinos en concreto
Inhibidores. Es la utilización de productos químicos que provocan la inhibición del crecimiento.

--------------------------------------------------------------------------------
Depredadores naturales
El mejor método de lucha es la introducción en los pinares de depredadores naturales, siempre que no supongan, en sí mismos, un peligro a la larga, para la masa arbórea. Los principales depredadores y los más efectivos son, entre las aves, los carboneros y los herrerillos, dos pájaros insectívoros especialmente voraces con la procesionaria.
Entre los mamíferos se pueden utilizan llirón careto y murciélagos.
Hormigas, cigarras y avispas también atacan directamente a la procesionaria.
La muerte de pinos puede favorecer el crecimiento de plantas autóctonas
La presencia de una plaga de procesionaria no tiene que ser negativa al cien por cien. Esta especie se ceba fundamentalmente en pinares de repoblación, que a su vez han provocado la imposibilidad de crecimiento de especies autóctonas mediterráneas como multitud de arbustos, encinas y robledales. Los botánicos consideran que si en una zona de pinar mueren algunos ejemplares, dejará huecos que podrán ser colonizados rápidamente por arbustos autóctonos y, más tarde, por árboles que favorecen la regeneración de los suelos y crean zonas de mayor humedad, lo que dificulta, entre otras cosas, la propagación de los incendios.
En el caso de que los espacios destruídos no sean colonizados por otras plantas, el problema es grave, ya que se favorece la erosión de los suelos y la evaporación de agua.
La lucha contra la plaga por medios químicos no es recomendable en las masas de pinares autóctonos, ya que puede afectar a estos árboles que, desgraciadamente son pocos. Se recomienda la utilización de medios mecánicos para retirar los nidos, pero sin utilizar un viejo método empleado durante muchos años en toda la geografía española, dispararles con escopetas, ya que dispersa aún más la plaga.

Peligros
Urticante: Las orugas de las procesionarias, con su cuerpo cubierto de largos pelos, son peligrosas ya que son urticantes. No es necesario el contacto directo. Cuando se sienten amenzadas pueden lanzar sus pelos sedosos al aire. Sobre la piel provocan picores e incluso ezcemas persistentes. Hay que tener un especial cuidado para que los niños no las toquen.

Procesionaria, la otra cara
A partir de mayo empezarán a volar de nuevo ejemplares de "Thaumetopoea pityocampa", una mariposa nocturna que todos conocemos, en su fase de oruga, como "procesionaria del pino". Hacen sus nidos en los árboles y se alimentan de sus agujas y brotes.Cuando su número es excesivo se convierten en una plaga. A su paso, dejan un panorama desolador de pinos esqueléticos y enfermos. Pero aunque el efecto visual es muy dramático, muchos de estos árboles volverán a brotar incluso con mayor fuerza.


 
Contenidos: © Medio-Ambiente.info, 2009 | Nuestros otros sitios: Recursos-Humanos.biz / Riesgos-laborales.org | Diseño web: Iniziar