Medio-Ambiente.info

TÉCNICAS PARA NO PERDER LA PARTE MÁS ACTIVA DEL SUELO

Artículos / Suelo
Fecha: 02 Sep 2004 - 09:58 AM
A continuación se describe un conjunto de buenas prácticas agrarias para conservar un suelo.

a) Surcos siguiendo curvas a nivel.

b) Labranza mínima. Significa remover y aflojar la tierra sólo donde se va a sembrar, así conservas la estructura, evitas la compactación del suelo, aumentas la fertilidad, y ahorras trabajo, agua e insumos.

c) Mulch (tapa suelo). Actúa como protector para evitar la erosión del suelo, disminuye la evaporación del agua, mantiene la humedad por más tiempo y también sirve como controlador de malezas. En zonas de riesgo de heladas el mulch constituye una práctica muy útil para atenuar el efecto de las bajas temperaturas. Por ejemplo: cubrir con rastrojos de cosecha, hojarasca, etc.

d) Rotación de cultivos. Esto permite el mejor aprovechamiento de los nutrientes del suelo, es recomendable incluir una leguminosa para enriquecer al suelo con nitrógeno (uno de los nutrientes más solicitados por las plantas).

e) Policultivos. Las asociaciones de cultivos, los cultivos intercalados, cultivos en franjas, u otro tipo de sistema de producción agrícola, donde intervengan más de un cultivo a la vez, permite un mejor aprovechamiento del espacio. Además constituye un método de control biológico de plagas y enfermedades. Es importante tener en cuenta que los cultivos elegidos no compitan entre sí, por alimento y espacio tanto en la parte aérea como radicular.

f) Cultivos en contorno. Sirve para evitar la erosión del suelo, también puedes incluir a las barreras vivas. Por ejemplo: empleo de especies forestales y plantas para la formación de las terrazas. Algunos agricultores han sembrado plantas aromáticas como la hierba luisa, otros han elegido plantas más grandes como el aliso y la retama.

g) Cultivos de cobertura. Protegen al suelo de la erosión, y favorecen la acción de los microorganismos. Estos se aplican en terrenos con intensas precipitaciones o con problemas de sequía. Se emplean cultivos con abundante parte aérea. Por ejemplo: frejol castilla, alfalfa.

h) Terrazas. Las terrazas o andenes son muy utilizadas en los sistemas agrícolas tradicionales, evitan la erosión y permiten aprovechar el espacio horizontal y vertical. Hay terrazas de formación lenta que modifica en forma progresiva el grado de pendiente del terreno.

i) Manejo del riego. El agua puede ser una fuente de erosión o pérdida del suelo. Por esta razón, hay que tener cuidado a la hora del riego. Hacer surcos siguiendo las curvas a nivel para que el agua no lave el suelo. Si no se tiene cuidado con el manejo del riego pueden aparecer cárcavas.


Fuente: www.ciedperu.org


Este artículo viene de Medio-Ambiente.info
http://medio-ambiente.info/

La URL de esta historia es:
http://medio-ambiente.info/modules.php?op=modload&name=News&file=article&sid=165