Medio-Ambiente.info

Estado de conservación de los bosques españoles

Artículos / Flora
Fecha: 03 Sep 2004 - 10:40 AM
Según el estudio realizado, el estado de conservación de los bosques españoles puede considerarse globalmente bajo. De hecho, sólo los hayedos y abetales superan el 50 % de su superficie con un estado de conservación alto. En general, los bosques canarios se hallan en mejor situación que los peninsulares, acercándose la superficie de pinares de pino canario y de laurisilva en buen estado de conservación a un 35%.

LOS BOSQUES MEJOR CONSERVADOS

Los hayedos (Fagus sylvatica) son bosques de distribución típicamente europea, limitándose en la Península prácticamente a la zona norte, donde el clima es más húmedo y por tanto más favorable a su desarrollo. No obstante, pueden encontrarse hayedos en determinados puntos del interior, hasta el Sistema Central (Sierra de Ayllón) y el puerto de Beceite (Castellón), donde se localizan los hayedos ibéricos más meridionales. Algo más del 50 % de los hayedos españoles se han considerado en la cartografía con un estado de conservación alto.
En España encontramos abetales (Abies alba) sólo en los Pirineos, donde quedaron resguardados durante las épocas de grandes cambios climáticos. El estado de estas formaciones de coníferas ha resultado ser excepcionalmente bueno, pues más del 70% de su superficie ha quedado registrado en los mapas con un buen estado de conservación.
Los pinares canarios (Pinus canariensis) alcanzan una extensión de 65.000 hectáreas en Gran Canaria y las islas occidentales, exceptuando La Gomera. El 36% de estas formaciones se halla en buen estado de conservación.
La laurisilva es un bosque subtropical endémico, de composición extraordinariamente variada. Actualmente, sólo Tenerife, La Gomera y La Palma conservan enclaves de laurisilva en buen estado, estando prácticamente extinguida en Gran Canaria y El Hierro. Su estado de conservación es alto en el 35% de su territorio.

LOS BOSQUES PEOR CONSERVADOS
Atendiendo a los datos cartográficos, los bosques peor conservados en España son los pinares de pino negral, los sabinares albares, los encinares, los castañares y los robledales pubescentes.
Los pinares de pino negral (Pinus pinaster) ocupan 12.300 Km2, repartidos por todo el territorio peninsular, principalmente en las montañas del interior. Son los bosques más extensos del país después de los encinares y pinares de pino carrasco; sin embargo, su estado de conservación sólo es bueno en poco más de un 7 % de su superficie.
Los sabinares albares (Juniperus thurifera) son formaciones abiertas que cubren páramos u otras zonas muy desfavorables para la instalación de otros bosques. Este tipo de formación es exclusivo de la Península y del norte de África, con excepciones muy localizadas en los Alpes, Córcega y el Pirineo francés. En España se localizan en zonas del interior, principalmente en su cuadrante nordeste. Menos del 7% de su territorio está bien conservado.
Los encinares (Quercus ilex subsp. ballota, antes Q. ilex subsp. rotundifolia) son, sin duda alguna, los bosques más representativos de nuestro país, ya que constituyen casi el 40% de la superficie total de los bosques españoles. La encina es una especie de considerable amplitud ecológica, con gran capacidad de adaptación. Grandes extensiones de lo que hoy son cultivos cerealistas en la Meseta fueron originariamente encinares. A pesar de la importancia que estos bosques han tenido histórica y culturalmente, menos del 5 % de sus masas forestales pueden considerarse con un estado de conservación alto.
Aunque los castaños se consideraron introducidos en nuestro país por los romanos, en la actualidad se tienen datos que permiten desestimar esta hipótesis, si bien es cierto que durante los años de ocupación romana se favoreció su extensión, dado su valor alimenticio. Los castañares (Castanea sativa) ocupan hoy algo más de 200.000 hectáreas en las montañas del norte y del oeste. Su estado de conservación es llamativamente bajo, al igual que el de los robledales pubescentes (Quercus humilis=Q. pubescens), bosques comunes en los países del norte del Mediterráneo, que quedan limitados en España a las áreas pirenaicas.

Fuente: www.wwf.es


Este artículo viene de Medio-Ambiente.info
http://medio-ambiente.info/

La URL de esta historia es:
http://medio-ambiente.info/modules.php?op=modload&name=News&file=article&sid=194