Medio-Ambiente.info

Incorporación de la Educación Ambiental en el Currículo Escolar

Artículos / Educación ambiental
Fecha: 24 Feb 2005 - 07:01 PM
Uno de los puntos que más se destaca luego de la Reforma Educativa experimentada en nuestro país -como así también en muchos otros es la inclusión en el currículo de los denominados Temas Transversales.

Uno de los puntos que más se destaca luego de la Reforma Educativa experimentada en nuestro país -como así también en muchos otros es la inclusión en el currículo de los denominados Temas Transversales. Esta incorporación se fundamenta en el hecho de que se torna necesario vincular las experiencias personales del educando con aquéllas que recoge en el entorno escolar, a través de aspectos que la sociedad considera relevantes y que, por lo tanto, requieren de una respuesta educativa.

Los objetivos de estos Temas Transversales son convergentes, y en los mismos se encuentra un modelo común que debería conformar la base de una educación integral centrada en los valores. Por tal motivo, la Transversalidad debe propender a fortalecer los aspectos éticos del alumno, en lugar de aumentar los conocimientos puntuales. El éxito de estas iniciativas se encuentra directamente vinculado con la adecuada identificación de los temas a tratar, el compromiso y la labor en equipo en los Centros Educativos (CE).

Estos nuevos contenidos no son contemplados en exclusividad por una disciplina específica, sino que pueden estar relacionados con muchas de ellas. Tal es el caso de la Educación Ambiental (EA), cuyo carácter brinda una manera innovadora de entender las relaciones entre el conocimiento disciplinar tradicional y los problemas de índole ambiental.

La integración de la EA torna necesario encarar una perspectiva que tome en cuenta la temática específica como un principio didáctico a encontrarse presente en las decisiones que se tomen respecto de cualquier elemento curricular. Se va más allá de un añadido de temas ambientales a los contenidos ya existentes, en pos de una integración al sistema que obligue al currículo a reorganizarse.

Es en este contexto cuando surge la expresión "ambientalizar el currículo" , lo cual viene a significar que el desarrollo de la EA requiere tener en cuenta aspectos científicos, tecnológicos y éticos. Los dos primeros son básicos para comprender los fenómenos y elaborar soluciones para los mismos, mientras que el restante permite llevar a cabo una gestión ambiental adecuada, aunque se carezca del conocimiento de todas las relaciones causa-efecto generadas. De esta manera, cobran relevancia valores como equidad, cooperación, solidaridad, responsabilidad en la utilización de recursos, respecto por la diversidad, entre otros.

Un modelo curricular ambiental posee características esenciales (1) :

1) Adecuado a la realidad de los educandos y el medio circundante.
2) Coherente en sus planteamientos metodológicos, bases éticas, modelos de aprendizaje adoptados, criterios científicos establecidos, etc.
3) Sistémico, en tanto todos los componentes curriculares se presentan como elementos interrelacionados.
4) Centrado en el desarrollo de los alumnos, teniendo en cuenta su diversidad.
5) Abierto a las necesidades y posibilidades del medio en los contextos micro, meso y macro.
6) Flexible, para ser modificado a través de procesos de investigación-acción.
7) Dinámico.
8) Centrado en los procesos, no sólo en los productos.
9) Problematizador, valiéndose de situaciones conflictivas del entorno para el aprendizaje.
10) Interdisciplinario, otorgando importancia al trabajo en proyectos compartidos por diversas disciplinas.
En la medida en que un CE busque transformarse en una instancia educativo-ambiental de importancia, es necesario que sus responsables se preocupen no sólo por incluir en el Proyecto Curricular Institucional (PCI) a la EA, sino también tender a la organización del establecimiento y del cuerpo docente bajo criterios acordes a la postura asumida. Por ejemplo, debe procurarse que los espacios estén limpios, que el clima de trabajo sea organizado, que la actitud de quienes enseñan no sea autoritaria ni cerrada, entre otros.

Un Programa de EA en un CE es un sistema que puede estar compuesto por varios Proyectos, los cuales plasmarán el PCI en temas puntuales, como pérdida de la biodiversidad, recursos energéticos, residuos, uso del agua, desarrollo y subdesarrollo, etc., y se presentarán como unidades a desarrollar en ciertos cursos.

La utilización de conflictos ambientales ubicados en el entorno próximo al CE puede transformarse en una buena manera de asegurar la confluencia de diferentes áreas sobre un trabajo único. Debido a que la EA implica relacionar el proceso educativo con la comunidad, esto significa que hay que involucrar a las vecinos, profesionales de empresas cercanas, y a todos los demás actores sociales en la tarea educativo, otorgándoles un lugar como formadores.

Como corolario, puedo afirmar que la educación es el único medio para concientizar a la comunidad de que la protección del entorno es un aspecto fundamental para la superviviencia del ser humano. En este sentido, está más que comprobado que los niños y jóvenes han dejado de ser objetos pasivos, para transformarse en agentes persuasivos sobre los adultos. Por lo tanto, la incorporación de la EA en el PCI y la puesta en marcha de actividades que la lleven a la práctica se torna más que necesario en el contexto global actual.



Este artículo viene de Medio-Ambiente.info
http://medio-ambiente.info/

La URL de esta historia es:
http://medio-ambiente.info/modules.php?op=modload&name=News&file=article&sid=286